Get Adobe Flash player
RizVN Login




PopUp MP3 Player (New Window)

II. NUEVOS LUGARES
"OS HARÉ PESCADORES DE HOMBRES"

historia03Al año siguiente, el 26 de Marzo de 1989, el hermano Salomón Pineda fue ungido pastor de San Luis de Macul, la iglesia ya contaba con una asistencia de unas 80 almas. Inmediatamente al ser puesto al frente de este lugar, el Obispo le dijo: "Va a tener que ir a predicar a una campaña a Valdivia". El primer viaje lo hizo con el hermano José Donoso Díaz, diacono de la iglesia central, el destino final era un lugar en el campo llamado "Loncopán" a unos 50 Kms. de Paillaco aproximadamente, ya el año anterior se había hecho una campaña, con lo que con mucho esfuerzo se continuó en este lugar. Se usó una bodega en el segundo piso de un gran galpón para reunirse; usando literatura, una bocina, predicando por los caminos polvorientos, se invitaba a los vecinos de todo ese sector del campo, por tres años el pastor Salomón estuvo trabajando visitando este lugar, en pleno invierno atravesando los campos con lluvias torrenciales con el fin de visitar los hogares de aquellos a quienes se les había hablado del Señor, con mayor razón en verano, al tiempo un hermano adquirió un terreno, en el cual cedió un espacio para levantar un lugar de adoración donde hoy hay un local de reunión.

Apoyado por hermanos de San Luis, se fue levantando poco a poco ese lugar con donaciones de los mismos vecinos, como especialmente con el apoyo económico de la congregación de San Luis, hermanos de este lugar eran enviados cada cierto tiempo al lugar de Loncopán para afirmar la fe de los oyentes; terminado este lugar fue inaugurado y aprox. 40 hnos. de San Luis de Macul asistieron a la inauguración.

Luego, el Señor hizo que se mirara al pueblo de Futrono, a donde fue enviado un Hermano Evangelista), el cual fue invitado a visitar a un hogar donde eran familiares de unos hermanos de otro lugar, él estuvo un mes completo o mas visitando y haciendo reuniones en hogares, y nos encontramos con la grata sorpresa que allí vivía otra de nuestras hermanas, la hermana Irma Marin; así comenzó a congregarse un pequeño numero de creyentes, pero faltaba un líder, así que se empezó a orar para que el Señor lo levantara. remodelacionDurante estos años se solicitó a la Iglesia Central que apoyaran enviando predicadores, uno de ellos fue el hermano Rene Osorio, el que sintió el llamado del Señor para radicarse en este lugar, por varios años la Iglesia de San Luis estuvo apoyándolo y trabajando junto a él para que se estableciera la iglesia en este nuevo lugar, mensualmente se le enviaba una ayuda en dinero, gracias a la ofrenda misionera, posteriormente el hno. René Osorio fue ungido pastor de ese lugar, por lo que siguió trabajando directamente con la corporación. Al dejar este lugar en manos del nuevo pastor, la iglesia ya contaba con una congregación de 60 personas aprox. Gracias damos al Señor Jesús por habernos permitido ser los primeros en establecer la iglesia en la provincia de Valdivia. Nuestro Dios tomó los medios para llegar a realizar este trabajo, se empezó con mucho esfuerzo en Loncopan, para luego continuar en Futrono, actualmente se cuenta con un terreno, donde está ubicado el lugar de reunión; se empezó en los hogares, después arrendando locales y hoy la obra del Señor sigue avanzando.

En lo mas cercano, tuvimos un lugar en La Higuera, acá en Peñalolen, Región Metropolitana de Santiago, y que por el aluvión lo perdimos. También otros de los lugares donde hemos trabajado fue El Molino 2 en Puente Alto, parad. 31 de Vicuña Mackenna, un hermano fue enviado a ese sector, empezó visitando hogares, y los primeros que se le acercaron fueron niños, de este trabajo hoy tenemos los frutos: nuestro hermano Jorge Lorca y Familia, Luis González.

Otro de los lugares donde el Señor nos ha permitido trabajar es en San Clemente, Provincia de Talca (VII región); se comenzó solo con la familia Ramírez, 3 adultos y 3 niños, también se comenzó esta obra con cultos familiares, hasta que la familia habilitó un lugar en su propiedad, parte de una bodega para usarlo como local de reunión, el Señor ha ido añadiendo a la iglesia los que han de ser salvos, esta propiedad estuvo a punto de ser rematada, la familia pidió la oración a la iglesia por esta necesidad, y si el Señor respondía donarían una parte del terreno para levantar la iglesia definitivamente y milagrosamente no se remató, para la gloria de Jesús; además de ello, hoy la iglesia cuenta con mas de 40 hermanos reuniéndose y en el año 2008 fue ungido como pastor de San Clemente el hno. Raúl Ramírez, quien ha estado a cargo de esta obra durante todos estos años. Oremos por el y su familia.