Get Adobe Flash player
RizVN Login




PopUp MP3 Player (New Window)

I. NUESTROS INICIOS

Pastor San Luis de MaculA fines del año 1987, fue enviado a predicar el entonces hermano Salomón Pineda, quien no asistía allí desde muy joven, cuando el lugar era pequeño y de material ligero, esas primeras veces que fue enviado a predicar a este lugar, como los últimos meses del año '87 nunca se imaginó que sería el encargado y posteriormente el pastor de este lugar.

sn luis - principioCuando en esa oportunidad fue enviado solo a predicar, se dio cuenta de la gran necesidad que había en este lugar por los acontecimientos que no quisiéramos hoy recordar, pero que los hermanos que quedan de ese tiempo hasta hoy lo saben, hermanos que fielmente permanecen hasta el día de hoy. Visitando primero el lugar se dio cuenta de la falta de doctrina, de enseñanza, de una dirección espiritual, muchos hermanos no soportaron la prueba y se fueron y otros se detuvieron; debido a esto, fue solicitado al obispo que era necesario que enviara un encargado o un pastor", por ese tiempo esta congregación diezmada en almas, estaba sin un líder; como ovejas sin pastor. En una de las visitas hecha por el Obispo, meses antes, en una reunión de varones ellos le solicitaron "Envíenos un pastor". El entonces hno. Salomón Pineda era enviado a San Luis de Macul a apoyar y solo a hacer lo que se le había encomendado: predicar, ayudar, animar, alentar, incondicionalmente, sin ninguna otra intención. Hasta ese entonces solo era diacono de la iglesia central y Encargado de Obra del lugar de Silva Palma el que se cayo con el terremoto del año 1985, trasladándose el lugar a pasaje Mar Azul, anterior a eso había sido encargado de obra en Quilicura.


En el mes de enero del año 1988 fue informado por el obispo y por el pastor presidente, de que sería enviado como encargado al lugar de San Luis de Macul; ante esto no se pudo negar por lo que ya había visto. El 1 de Febrero de ese mismo año fue presentado por el entonces pastor presidente, como el nuevo encargado de obra a la pequeña congregación que quedaba, aproximadamente unas 30 personas. Los que lo recibieron en su mayoría con gozo, fue un comienzo muy difícil, había que restaurar, empezó a visitar casa por casa todos los hermanos que se congregaban, como a los que estaban detenidos, acompañado por un diacono, así se fue restaurando el lugar solo ayudados por el Señor a los que aman verdaderamente al Señor y a su palabra. Algunos se quedaron lamentablemente, otros volvieron, el Señor comenzó a bendecir este lugar con almas nuevas, sellados con el Espíritu Santo, con hermosas reuniones, por cierto con mucha oposición, pero el Señor fortalecía la congregación haciéndola crecer, el Señor comenzó a levantar obreros y capacitarlos, para colaborar en su obra. Los pocos que eran, al principio al año ya se había aumentado la congregación a aproximadamente unos 60 a 70 personas, el hermanos Salomón propuso a la congregación remodelar el local de reunión, el era una pequeña capilla y que hoy no es ni la sombra de lo que había, un local muy sencillo.

historia02La primera vivienda del entonces hermano Salomón y su familia en lugar fueron dos piezas de madera levantadas por él, ya que en el terreno no había nada donde habitar ya con dos hijas pequeñas de 4 y 5 años, quien viviendo los primeros meses cerca de El Cortijo y estando ya como encargado de este lugar de donde viajaba a mas de una hora de camino sin faltar a ninguna reunión.

En esta modesta vivienda vivió con bastante sacrificio, puesto que no tenían los servicios más básicos. Luego el Señor le permitió construir por sus propios medios económicos la casa en la que actualmente vive gracias al trabajo remunerado en una empresa constructora de la cual era empleado en aquel entonces, así fue posible levantar esta edificación.

El trabajo juvenil también ha sido de bendición para esta iglesia, el cual fue iniciado por el pastor desde el primer año que el Señor lo puso al frente de su obra. Luego fue líder juvenil el hno. Sergio Canales, que después fue trasladado al sur, el hno. Fernando Salgado fue el siguiente Lider Juvenil, quien también llegó a ser Tesorero Nacional de la Juventud; por razones personales él no pudo continuar y fue reemplazado por otros hermanos los años siguientes, hasta llegar hoy a nuestro hno. Evangelista, Nelson Collío, quien ha continuado con el trabajo juvenil localmente, Dios bendiga la “NUEVA GENERACION UNICISTA”